SOLICITUD DE LA CIUDADANÍA POR DESCENDENCIA

 

 

Quién tiene derecho a la ciudadanía por descendencia

 

Quién tiene derecho a la ciudadanía por descendencia.

De conformidad con la ley de nacionalidad italiana, los hijos de un ciudadano italiano nacidos en el extranjero adquieren por nacimiento la nacionalidad italiana.

De ello se desprende que los descendientes de segunda, tercera, cuarta generación, etc de emigrantes italianos sean investidos de la ciudadanía italiana.

Esta oportunidad se extendió incluso a los miembros de la familia de origen italiano antiguo que nacieron después del 1 de enero de 1948, ya que, a partir de esa fecha, deben ser considerados ciudadanos italianos. También deben ser considerados los niños nacidos de madres en posesión de la ciudadanía italiana en el momento de sus nacimiento.

 

De eso se desprende que incluso los descendientes de una emigrante italiana o de hija de un emigrante italiano se considerarán siempre ciudadanos italianos con tal que sean nacidos después del 1 de enero de 1948, fecha de entrada en vigor de la Constitución de la República Italiana.

 

Dónde y cuándo solicitarla

 

El extranjero de origen italiano no residente en Italia, debe presentarse a la autoridad consular italiana competente en el lugar de residencia.

 

Requisitos

 

Ser descendientes de emigrantes italianos en el extranjero.

 

Documentación requerida

 

El extranjero que solicite el reconocimiento de la ciudadanía italiana debe presentar los siguientes documentos:

 

- Partida de nacimiento del antepasado italiano emigrado al extranjero, emitido por el municipio italiano donde nació (incluyendo todas las anotaciones esenciales para la pérdida y/o la readquisición de la nacionalidad italiana).

 

- Partida de nacimiento, en copia del original con la traducción oficial italiana de todos sus descendientes directos, incluido el de la persona que solicita la nacionalidad italiana.

 

- Partida de matrimonio, en copia del original de antepasado italiano emigrado al extranjero, con traducción oficial al italiano si fue emitida en el extranjero.

 

- Partida de matrimonio en copia del original de sus descendientes en línea directa, incluido el de los padres de la persona que reclama la posesión de la nacionalidad italiana.

 

- Partida de defunción, en copia del original, de abuelo italiano emigrado en el extranjero y sus descendientes.

 

- Certificado expedido por las autoridades de migraciones del estado extranjero, con traducción oficial en lengua italiana (indicando también la fecha y lugar de nacimiento) diciendo que el antepasado italiano, en su tiempo emigrado de Italia, no adquirió la nacionalidad del Estado extranjero de emigración antes del nacimiento del ascendente del interesado.

 

Importante: Si el ascendente italiano, nacido en Italia y emigrado al extranjero, ha usado su propio nombre en diversas formas, o la identidad de las mismas sean indicadas en manera diversa en los actos relativos a los descendientes, es necesario que todos ellos estén mencionados en el antedicho certificado.

 

Certificado de residencia

 

La solicitud hecha en Italia debe ser legalizada como también los certificados que acompañan la solicitud, cuando sean expedidos en Italia por las autoridades italianas, deberán producirse de acuerdo con las disposiciones de la legislación relativa a los derechos de timbre.

Los certificados emitidos por las autoridades extranjeras deben ser completados en carta simple y legalizados correctamente salvo que no sea prevista la exención de la legalización sobre la base de los convenios internacionales vigentes en Italia. Los mismos documentos deberán ir acompañados de una traducción oficial en italiano la cual, si los mismos son presentados en Italia, debe ser escrita en papel timbrado.

 

Cuando la solicitud es incompleta

 

La oficina, si lo considera necesario para la evaluación de la descendencia jure sanguinis, se reserva el derecho de solicitar documentación adicional que, dependiendo del caso, pudiera ser necesaria.

 

Cuando la solicitud es denegada

 

No serán aceptadas las solicitudes de reconocimiento de la ciudadanía italiana jure sanguinis que no vengan acompañadas de la documentación necesaria o cuya documentación no sea en regla con la legislación vigente.